Chequia rinde homenaje a Carlos IV en su 700 aniversario de nacimiento

Exposiciones, conciertos, festividades al estilo medieval y mucho más ofrece el programa cultural del año 2016 en la República Checa con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Carlos IV., uno de los soberanos más respetados de la historia nacional. En este contexto serán expuestas a partir de mayo y hasta finales de septiembre las joyas de coronación de los reyes de Bohemia, que normalmente permanecen guardadas en una cámara bajo siete cerrojos en la Catedral de San Vito, en Praga.

El año 2016 está dedicado en la República Checa al rey checo y emperador romano-germánico Carlos IV. Se trata de un homenaje a un personaje histórico que impulsó en el siglo XIV el desarrollo cultural de gran parte de Europa, y a quien se debió la ampliación territorial y el florecimiento del Reino de Bohemia y en especial, el auge de Praga, entonces capital del Imperio.

Carlos IV nació el 14 de mayo de 1316, hijo del rey Juan de Luxemburgo y de Elisa Premislita, descendiente de la famosa dinastía principesca y real de Bohemia. Con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Carlos IV, en el Castillo de Praga serán expuestas el 13 de mayo las joyas de coronación checas, que los interesados podrán ver hasta el 28 de septiembre, día del onomástico de San Venceslao, el santo patrono de las Tierras Checas a quien el soberano más veneraba. La corona real de San Venceslao la mandó fabricar Carlos IV con motivo de su coronación como rey de Bohemia en 1347. En la muestra aparecerán junto a la corona réplicas especiales de otras insignias reales góticas como el cetro que el soberano usaba junto con la corona.

El aniversario de Carlos IV se festejará por todo el país

Los festejos cubrirán todo el año y tendrán lugar en un sinnúmero de lugares, según afirma Iva Voldánová, presidenta de la asociación denominada ‘El Padre de la Patria – Carlos IV’.

”Este aniversario lo estamos preparando desde hace unos dos años y el interés de las municipalidades por su participación es inmenso. Calculamos que unas 300 ciudades y pueblos del país se adherirán a la organización de las actividades conmemorativas. Hay multitud de formas de cómo aportar a los festejos, ya se trate de una escuela, un distrito, un pueblo o una organización cívica. Estamos dispuestos a ayudar y recomendamos que la mejor manera de rendir homenaje a Carlos IV, es a través de la presentación de su legado, vinculado con el lugar donde se organiza la actividad. Esos lugares los incluimos también en un mapa especial de sitios relacionados con Carlos IV”.

El balneario de Karlovy Vary debe su existencia a Carlos IV

Resulta obvio que las regiones donde se efectuará el mayor número de eventos serán Praga y la región de Bohemia Central, así como la de Karlovy Vary, ciudad fundada por el soberano. Carlos solía pasar mucho tiempo en el cercano castillo de Loket, de donde salía de caza a los bosques adyacentes.

Una leyenda cuenta que cierta vez perseguía a un ciervo que, para salvarse la vida, dio un gran salto desde una roca al barranco que se extendía a sus pies. La leyenda no dice cuál fue el destino del ciervo, pero sí afirma que de la roca de donde saltó salió un manantial de agua termal. Esto inspiró al soberano a mandar a construir en el lugar un balneario. Los historiadores afirman que Carlos IV conocía el efecto curativo de las aguas termales por sus estancias en Francia e Italia, pero admiten que el descubrimiento de los manantiales en el lugar donde actualmente se extiende la ciudad de Karlovy Vary pudo haber sido casual.

”Lo cierto es que la región de Karlovy Vary es una de las más activas en el año del 700 aniversario del nacimiento de Carlos IV, así como la región de Bohemia Central. La semana pasada y esta se han organizado ya varias actividades sobre ese tema, como charlas y exposiciones. Interesantes charlas sobre la vida y las costumbres en el Medioevo ofrecen algunas bibliotecas públicas, como la de la ciudad de Ústí nad Orlicí. Y cabe destacar igualmente que algunas organizaciones preparan breves presentaciones de teatro para los alumnos en las escuelas, acercándoles la vida en la época de Carlos IV”.

Praga es el centro de los festejos a lo largo del año

Un sinnúmero de actividades prepara con motivo del 700 aniversario de Carlos IV la capital, Praga. Además de la exposición de las joyas de coronación, el 14 de mayo será develado en el Castillo de Praga un monumento a Carlos IV acompañado de su madre Elisa Premislita. La Orquesta Filarmónica Checa ofrecerá a su vez un concierto en la Catedral de San Vito, dirigido por Jiří Bělohlávek. Será interpretada la obra ‘Homenaje a Carlos IV’ (Pocta Karlu IV.) del compositor Petr Eben, así como el poema sinfónico ‘Praga’, de Josef Suk, y ‘Te Deum’, de Antonín Dvořák.

La Academia de Ciencias organizará en mayo una conferencia científica internacional dedicada a la política exterior del soberano y prepara una aplicación de Internet para los estudiantes que les acercará las realidades de las Tierras Checas durante el reinado de la dinastía de los Luxemburgo, de la que provenía también Carlos IV. La Universidad Carolina prepara una recreación de la coronación del soberano y, en colaboración con el Arzobispado de Praga, visitas comentadas a iglesias y monasterios fundados por el monarca.

Mientras tanto, el Museo Técnico Nacional prepara la exposición ‘Vita Caroli’, que presentará los diversos mecanismos aprovechados en la construcción de obras arquitectónicas en la era gótica. Como es sabido, a Carlos IV se debe la construcción del Puente de Carlos en Praga, de la Catedral gótica de San Vito en el lugar de la antigua rotonda de San Venceslao, del Castillo de Karlštejn, cerca de la capital y en donde se guardaban las joyas de coronación, de la Ciudad Nueva de Praga, así como la fundación de la Universidad Carolina, la primera escuela superior en Europa Central.

En la exposición de la Galería Nacional se podrá ver la corona real de Aquisgrán

La mayor exposición, a ser inaugurada el 14 de mayo, día del aniversario del nacimiento de Carlos IV, está a cargo de la Galería Nacional de Praga. Esta reunirá en el Picadero de Valenstein unos 170 artículos históricos y de arte que se han dispuesto a prestar para esa ocasión tanto museos nacionales como varias instituciones de Europa y Estados Unidos.

Figurará entre ellos por ejemplo, la corona real de Aquisgrán, con la que Carlos IV fue coronado en 1349 como rey del Santo Imperio Romano-Germánico. Esta corona se expondrá en Chequia por primera vez.

La muestra quiere presentar a la vez al propio Carlos IV, cómo fue en realidad como soberano y persona. No sólo sus partes positivas, sino también sus ambiciones de poder y las medidas impopulares que adoptó durante su reinado para lograr sus objetivos, según afirma Jiří Fajt, director de la Galería Nacional.

”No queremos afectar ni mucho menos la imagen que se tiene de Carlos IV, la exposición no atenta contra su majestuosidad y grandeza. Pero cada genio suele tener también aspectos negativos, los que en el caso de Carlos IV siempre han sido silenciados”.

En mayo los habitantes y visitantes de Praga podrán conocer personalmente, directamente en la calle, cómo se vivía en los tiempos de Carlos IV, según sostiene Iva Voldánová de la asociación ‘El Padre de la Patria – Carlos IV’.

”Del 14 al 21 de mayo transformaremos el centro de la capital checa en una ciudad medieval de los tiempos de Carlos IV. Además de trajes y actuaciones culturales que harán revivir esa época, el público podrá admirar la maestría de artesanos, así como asistir a espectáculos de malabaristas y espadachines”.

El pueblo de es uno de los primeros en recordar a Carlos IV

Uno de los primeros eventos en honor a Carlos IV es la exposición que hace unos días comenzó en el Monumento Nacional del pueblo de Lidice y que se prolongará hasta finales de mayo. Como indica Milouš Červencl, director de la mencionada institución, la idea fue presentar uno de los períodos concretos de la vida del soberano.

”Decidimos celebrar ese aniversario mediante la presentación de las actividades del soberano en un período concreto. Entonces escogimos el de 1347 y hasta la muerte del soberano en 1378, cuando trató con éxito de unir a su reino la zona de Brandeburgo”.

Se trata del actual territorio de Alemania cuyo centro es la capital del país, Berlín. Para las Tierras Checas dominar esa región resultaba muy importante, ya que la atravesaban varios caminos comerciales de la época. Y Carlos IV suponía con toda razón, que el unir esa región a su reino, le traería un nuevo gran potencial económico.

Efectivamente con la anexión de Brandeburgo en 1374, el Reino Checo alcanzó su máxima extensión territorial, que le permitió un nuevo auge económico y cultural. Cuatro años después, Carlos IV falleció y con su muerte fue desapareciendo poco a poco también la gran fama y el respeto que habían conquistado las Tierras Checas bajo su reinado en el resto de la Europa de entonces.

Vía | Radio Praga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s