Reconstrucción de la estatua de Jan Žižka

La reconstruida estatua monumental de Jan Žižka a caballo en la colina de Vítkov atrae nuevamente a los turistas y visitantes. Los trabajos de restauración empezaron en abril de 2010 y duraron año y medio.

Esta estatua monumental representa al caudillo husita Jan Žižka montado a caballo que, justo en aquel lugar en el año 1420, ganó ante los ejércitos cruzados en la Batalla de Vítkov. La estatua es obra de Bohuslav Kafka. El artista trabajó en ella diez años (1932–1942), sin embargo, su presentación no fue hasta el año 1950 con motivo del 530º aniversario de la Batalla de Vítkov.

La estatua es de bronce fundido pesa 16,5 toneladas. El monumento mide 9 metros de altura, 5 metros de ancho y 9,6 de largo. Gracias a su tamaño y ubicación, es visible desde muchos lugares lejanos en Praga. Por sus medidas pertenece a una de las estatuas ecuestres más grandes del mundo.
Forma parte del Monumento Nacional en la colina Vítkov en Praga. Debajo de la estatua se encuentra la Tumba del soldado desconocido y también las urnas de los soldados que murieron en la batalla en Dukla en la Segunda Guerra Mundial. Delante del monumento se encuentra un gran espacio donde se realizaban diferentes actos festivos y conmemorativos.

El monumento nacional en la colina de Vítkov junto con la estatua a caballo de Jan Žižka y la Tumba del soldado desconocido, pertenecen a los monumentos culturales más importantes en la República Checa. En 1999 la estatua, junto con el monumento, fueron incluidos en la lista de patrimonio cultural nacional.

Anuncios