Vive el ambiente de la Navidad (Vánoce) checa

Al observar la artesanía tradicional en el mercado navideño enseguida entrarás en calor con “medovina” o vino caliente. Visita también otros lugares que no sean la capital y prueba las especialidades navideñas en los mercadillos de las ciudades más pequeñas o en los patios de los castillos. Te esperarán belenes y actuaciones en vivo. Un concierto navideño en uno de los templos o una sala de conciertos te proporcionará una experiencia inolvidable.

Los mercados navideños en la República Checa se celebran durante el adviento. Algunos empiezan ya a finales de noviembre y duran hasta principios de enero. Los checos celebran la Navidad el día de Nochebuena (el 24 de diciembre). Al atardecer se sirve la cena de la Nochebuena –la sopa de pescado y la carpa frita con ensalada de patata. La carpa navideña pertenece a uno de los símbolos navideños. En la época de antes de Navidad podrás encontrarte en las calles de todas las ciudades checas grandes tinas llenas de pescado.

Después de la cena de la Nochebuena, la familia se dirige al adornado árbol de Navidad debajo del cual hay regalos que en la República Checa tradicionalmente trae Papá Noel. A medianoche podrás disfrutar del ambiente navideño durante la misa de gallo. En Navidad, por supuesto, no pueden faltar los dulces navideños. A los más favoritos pertenecen los llamados panecillos de vainilla, trenza con almendras, pastas llamadas linecké pečivo o galletas de jengibre adornadas.

Praga

Si durante el adviento vas a Praga, no deberías pasar por alto la Plaza de la Ciudad Vieja (Staré Město) donde se celebra todos los años el mercado navideño más grande del país. Éste junto a otro mercado, que se encuentra el de la Plaza de Wenceslao, se puede visitar del 27 de noviembre de 2012 al 5 de enero de 2013. En el escenario se podrán ver distintas actuaciones artísticas y musicales. El ambiente más bonito lo proporcionarán los niños que cantarán los villancicos. Deberías probar la llamada medovina –bebida alcohólica hecha de miel. En los puestos en los que se vende encontrarás también productos de cera de abeja. Si estuvieras buscando regalos para los parientes pequeños, ciertamente elegirías de la gran oferta de juguetes de madera.

Para ir de compras te servirá perfectamente el centro comercial Palladium en la Plaza de la República (Náměstí Republiky). Allí en un mercadillo te calentarás rápidamente con un vino caliente y podrás probar el llamado trdelník –un dulce de masa levada bañado en azúcar y almendras. No olvides de visitar la Casa Municipal (Obecní dům) y si te apetece, podrás subir la escalera de la torre llamada Prašná brána y disfrutar así de las vistas a Praga navideña.

Disfruta del concierto navideño

El concierto nocturno de música clásica no podrá faltar en tu itinerario navideño. Ostentosas salas de Rudolfinum y la Casa Municipal le añaden un auténtico aire a tu experiencia musical. Algunas iglesias en el centro, por ejemplo San Simón y San Judas o la Iglesia de San Nicolás en la Plaza de la Ciudad Vieja ofrecen también música clásica y conciertos especiales navideños.

Un paseo nocturno por Praga cubierta de nieve pertenece también a las experiencias inolvidables. Baja las escaleras hasta el Puente de Carlos y descubre románticos rincones del barrio de Kampa iluminado con linternas. En las iglesias checas podrás ver belenes en la época navideña. El trasfondo del nacimiento del Niño Jesús trabajado hasta los últimos detalles llama la atención de todo el público, no solamente de los niños.

Conoce las auténticas Navidades checas fuera de Praga

Una Navidad tradicional se puede ver en la plaza Zelný trh en Brno. Este mercado navideño se celebra en estilo de un pintor checo –Josef Lada– cuyas pinturas son símbolo de la Navidad Checa. Aparte de la decoración característica de cada uno de los puestos, está preparado un abundante programa cultural. El mercado lo podrás visitar del 26 de noviembre al 23 de diciembre de 2012.

Český Krumlov es una ciudad de cuento de hadas durante todo el año. Sin embargo, solamente en las semanas de adviento vivirás aquí un ambiente mágico navideño. Del 30 de noviembre al 6 de enero tiene lugar todos los fines de semana el mercadillo tradicional navideño. También hay un programa especial para los niños. Te puede hacer ilusión por ejemplo el belén vivo, San Nicolás o la “Navidad con Osos“.

El Castillo de Křivoklát ofrece también durante los fines de semana del 8 y 9 y del 15 y 16 de diciembre un abundante programa navideño. Verás presentaciones de danza y de teatro y en el mercado tradicional comprarás regalos y souvenirs. Para entrar en calor te podrás tomar el vino caliente o medovina. El viaje en un trenecito de vapor, que te llevará a Křivoklát de Praga o de Pilsen, podría ser una gran experiencia para los pequeños.

Anuncios